Como nutrir nuestra piel

fuente-antioxidantes
Ya sabemos que es importante nutrirse para que nuestro sistema inmune esté fuerte, que nuestros órganos funcionen bien pero muchas veces nos olvidamos de cuidar el órgano más grande que tenemos: la piel. Te decimos que alimentos son esenciales para mantenerla:
Pescados grasos: el salmón, el atún y las sardinas son fuente de ácidos grasos omega-3 que reducen la inflamación y mantienen la piel humectada. También aportan excelente proteína y zinc que son esenciales para el funcionamiento de las enzimas y vitamina E que es un fuerte antioxidante. Porción: 200g
Palta: también fuente de vitamina E y C y son excelentes para mantener la piel nutrida y humectada previniendo el envejecimiento. Porción: 100g (media palta)
Nueces mariposa: contienen la relación de omega 3 y 6 que nuestro cuerpo necesita, y minerales necesarios para procesos antibacterianos del sistema inmune. Porción: 30g
Batatas, zanahoria y espinaca: tienen en común el beta caroteno, un antioxidante que protege la piel de la radiación UV. No solo es un protector solar natural sino que también da un buen color bronceado. Para absorber carotenoides es importante combinar con grasa, acompañar las verduras de color naranja y rojo con aceite de oliva. Porción: 100g
Brócoli: además de ser fuente de muchas vitaminas, minerales y carotenos también contiene compuestos azufrados que previenen el cáncer de piel y la protegen de quemaduras de sol. Porción: 1 taza
Chocolate amargo: el cacao es una excelente fuente de numerosos antioxidantes que protegen la piel de daños por el sol, previenen arrugas y mantienen una buena irrigación sanguínea. Porción: 25g
Té verde: las catequinas encontradas en el té verde son también muy buenos antioxidantes que reducen la inflamación e irritación y mejoran la elasticidad de la piel como también la hidratación. Porción: 1 taza (200ml)
Todos estos alimentos ricos en antioxidantes, vitaminas y ácidos grasos insaturados ayudan  a nutrir tu piel y prevenir daños por exposición al sol y sequedad. Lo que no hay que olvidar es tomar siempre abundante agua y más aún en días de calor y más actividad. La piel es nuestra primer barrera protectora contra todos las bacterias y patógenos que nos rodean y además se ocupa de eliminar toxinas dentro nuestro, ¡Cuidemosla!