Dieta Cetogénica

dieta cetogenica

¿Qué es?

La dieta cetogénica, también conocida como Atkins, se basa en alimentarse a base de grasa saludable (sí, grasa) y proteína principalmente, tratando de reducir los carbohidratos a casi cero con el fin de bajar de peso, especificamente el tenor graso.

¿Cómo funciona?

Los carbohidratos son nuestra fuente de energía de fácil y rápido acceso. Cuando no los ingerimos y se agotan los que tenemos en el cuerpo, comenzamos a utilizar la reserva de grasas como combustible. Este cambio en el metabolismo se llama cetogénesis y de allí el nombre de la dieta.

Variaciones de la dieta: El régimen estricto es consumir todos los días un 60% de grasas, 35% de proteínas y un 5% de carbohidratos. La variantes es hacer 5 días cetogénicos y 2 días con carbohidratos.

¿Qué se puede comer?

Carnes, pescados grasos, huevos, lácteos, frutos secos, aceites, palta y verduras bajas en carbohidratos como hojas verdes, tomate y cebolla. ¿Qué no? Se evitan los alimentos azucarados, frutas, cereales, legumbres, productos dietéticos y alcohol.

Pros

La dieta trae aparejada numerosos beneficios, no solo reduce el peso corporal sino que previene diabetes ya que bajan los niveles de azúcar e insulina en sangre. Es una dieta saciante dada la gran presencia de proteínas y grasas que son más difíciles de digerir que los hidratos. Por otro lado, la dieta cetogénica, a diferencia de lo que muchos creen, mejora el perfil lipídico al reducir los niveles de triglicéridos, de colesterol total e incrementar levemente el colesterol HDL.

Contras

Iniciar una dieta cetónica de un día para el otro puede traer malestar y problemas digestivos temporarios, se recomienda ir reduciendo los carbohidratos paulatinamente para que el organismo se acostumbre a digerir las grasas. Ya que se restringe notablemente el consumo de frutas y vegetales para lograr el estado de cetosis, baja mucho el aporte de vitaminas, minerales y fibra que estas dietas garantizan. Por esto, es común tener que recurrir a lo suplementos nutricionales para proteger ante carencias y es muy frecuente el desarrollo de estreñimiento dada la poca ingesta de fibra. Además es habitual tener un aliento “avinagrado”por la formación de ácido acético.

Recomendación:

Con una dieta tan compleja, es importante consultar previamente con un nutricionista o profesional de la salud. Esta dieta está destinada a diabéticos y potenciales diabéticos y gente que quiera reducir su peso. Es aconsejable incorporarla de a poco, alternando con días a base de carbohidratos y frutas y estando siempre atento a los niveles de energía del cuerpo (no sentir fatiga). Si se decide abandonar la dieta, incorporar carbohidratos de a poco también para evitar un efecto rebote.