Proteínas

Las proteínas son un pilar fundamental para mantener un organismo sano. Después del agua, son el principal componente de nuestro cuerpo (por volumen), y participan en casi todos los procesos celulares, entre las que destacan las siguientes.

Imagen Articulo Proteinas (Mar15)1. CRECIMIENTO DE LAS CELULAS. Intervienen en el crecimiento y mantenimiento de las células.

2. ESTRUCTURA CORPORAL.  Crecimiento de músculos, tejidos, pelo y uñas.

3. PROTEINAS DEFENSIVAS.  Funciones de defensa del organismo. Los anticuerpos son proteínas de defensa natural contra infecciones o agentes extraños.

4. ESTRUCTURAL. Forman la estructura de las hormonas y las enzimas que permiten las reacciones químicas.

5. TRANSPORTE DE NUTRIE NTES. Funcionan como un medio de transporte de glucidos, lipidos, aminoacidos y otros.

 

Aminoácidos

Las proteínas están formadas por una cadena de aminoácidos. Se encuentran en fuentes animales tales como las carnes, la leche, el pescado, la soja y los huevos, al igual que en fuentes vegetales tales como las legumbres, los granos y las semillas.

Estas se descomponen durante la digestión, y una vez dentro, se vuelven a unir (según las necesidades del organismo) en proteínas distintas.

Los aminoácidos se clasifican en tres grupos:

1.    Aminoácidos esenciales: no los puede producir el cuerpo y deben ser proporcionados por los alimentos.

2.   Aminoácidos no esenciales: los genera el cuerpo a partir de los aminoácidos esenciales o en la descomposición de las proteínas.

3.   Aminoácidos condicionales: necesarios en casos de enfermedad o estrés.

Ingesta diaria

La cantidad de proteína diaria que se recomienda depende de su edad y salud. Sin embargo, en líneas generales, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda 0,8 gramos por kilogramo de peso y día.

Los adultos generalmente verán sus necesidades satisfechas con dos o tres porciones de alimentos ricos en proteínas. Para este grupo, los tamaños recomendados de las porciones son:

  • De 60 a 90 gr de carne magra de res o cerdo, ave, pescado o mariscos
  • ½ taza de legumbres cocidas: porotos, lentejas, arvejas o garbanzos
  • Un huevo, dos cucharadas de mantequilla de maní o una onza de queso

Otras fuentes buenas de proteína abarcan:

  • Almendras,  nueces, pistachos, avellanas, maní o semillas de girasol.
  • Tofu y otros productos de proteína de soja
  • Productos lácteos con contenido bajo de grasa

En resumen, al ser un pilar tan fundamental en nuestro organismo, es muy importante estar atentos a consumir un nivel adecuado de proteínas para sentirnos realmente bien.