Los primeros snacks de frutas y verduras liofilizadas, es decir, sometidas a un proceso de deshidratación que —mediante un sistema de frío y vacío— conserva sus propiedades, nutrientes, aroma y sabor, sin necesidad de agregados. ¿En qué consiste la liofilización? Básicamente, el alimento es enfriado a temperaturas inferiores a -25ºC, para luego ser expuesto a un entorno de vacío que crea las condiciones para evaporar el agua congelada sin pasar por el estado líquido. De esta manera, se evitan procesos que alterarían la calidad del producto y le quitarían parte de sus nutrientes.