Fibra ¿qué es, para qué sirve y dónde está?

La fibra es un nutriente con múltiples beneficios! Empecemos por el principio:

¿Qué es?

Todos los nutrientes que consumimos se digieren con la ayuda de diferentes enzimas que tenemos. Con la fibra, esto no sucede ya que es un nutriente no digerible. Sigue su camino por el tubo digestivo sin muchas modificaciones.

¿Cuales son los beneficios? 

  • Mayor saciedad: Al no ser digerida, cuando está en estómago «interfiere» en la digestión del resto de los nutrientes, retrasando el proceso. Por lo tanto permanecen en el estómago, generando la sensación de estar lleno por más tiempo.
  • Disminuye la glucemia (azúcar en sangre) después de comer: los nutrientes se absorben más lento por la presencia de la fibra. Por lo tanto la glucemia también aumenta de manera  paulatina, lo cual es más saludable.
  • Disminuye la absorción del colesterol: La fibra en el intestino, junto con el agua forma «geles» los cuales captan compuestos lipídicos que se eliminan con las heces, reduciendo así la absorción del colesterol.
  • Aumenta la motilidad intestinal: ya que actúa como una escoba. Ayuda a barrer todo el contenido intestinal, evitando así la acumulación de toxinas y aumentando los movimientos intestinales. Eso si, es súper importante que esté acompañado de agua ya que sino se puede generar el efecto contrario.

¿Donde está?

En productos integrales, legumbres, semillas, frutas, vegetales (principalmente en la cáscara, semillas comestibles y hojas verdes!)